¿Y si cada hospital pudiera autofabricarse el equipamiento necesario? Esta es la puerta que abre la impresión 3D. 

Investigadores de la Universidad de Cádiz, el Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz) y el Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla) quieren emplear la impresión 3D para mejorar los productos médicos que se utilizan en ortopedia y cirugía infantil (prótesis externas para niños con malformaciones, camas pediátricas para enyesado pelvipédico, otros dispositivos médicos...). 

Esto permitiría personalizar el producto a las necesidades del niño, así como reducir los costes y el impacto medioambiental al poder fabricar series cortas.